Bienvenida del Presidente

Cuando empezó la clásica tardanza y las largas para escribir este saluda, pese a la gran presión recibida para ello, poco podíamos imaginar que el retraso nos iba a llevar a escribir estas líneas desde el mismísimo futuro de ciencia ficción en el cual estamos sumergidos, mal que nos pese y sin vuelta atrás.

No hemos necesitado la humanidad seguir propiciando el cambio climático para empezar a cargarnos un mundo que era de inusitado bienestar en general y, sobre todo, en los más avanzados países de esta civilización tan dispar. Nos encontramos en una situación solamente entrevista en antiguas películas o libros poco creíbles (craso , aunque disculpable error), donde nos hemos transformados en seres que viven al modo de los habitantes de la SOLARIA, inventada por Asimov en su saga iniciada con "robots del amanecer".

La situación es ciertamente terrible, y no digamos para los más afectados, con gente conviviendo con la muerte y el desconsuelo de la falta de humanidad en las desapariciones de seres queridos, en soledad, sin poder despedirlos tal como hemos aprendido y como se supone que es más reconfortante, dentro de lo difícil de las circunstancias, es decir: rodeados por amigos y seres queridos.

Nuestros nuevos inseparables compañeros son los equipos electrónicos, vivimos pendientes de las noticias que nos traen la versión moderna de las trasnochadas guerras mundiales y la gente gasta sus energías en buscar culpables, los que no pueden hacer otra cosa, o en buscar soluciones, los que están nombrados o tienen la fuerza y energía para luchar por ello.

Aplaudimos a diario a los nuevos héroes, empujamos mental y físicamente a nuestros científicos, damos ánimos a los que flaquean, deseamos que los que toman las decisiones no se equivoquen... vivimos a la manera en que podemos esta situación, sin que nadie nos haya educado para ello.

Particularmente, creemos que cansa mucho la búsqueda continua de culpables, el escuchar las distintas teorías sobre quién o cómo ha provocado esta situación. Todo es nuevo y nadie está preparado para tomar las decisiones correctas, porque, mal que le pese a muchos, en la historia no hay antecedentes que puedan dar pistas, ya que este mundo global nada tiene que ver en el siglo XXI con lo que era en centurias pasadas.

La apocalíptica descripción del momento, a la sazón vivido, es inevitable, pero cada uno debe luchar con sus armas y tener claro que todo es nuevo y que hará falta adaptación, sin que por otro lado aún seamos capaces de entrever cual será el futuro inmediato y mucho menos a largo plazo.

…Y en medio de todo este horror tenemos que decir que, egoístamente, la comunidad ajedrecística es la más preparada para sobrellevar en las mejores condiciones esta situación. Somos unos privilegiados, que tenemos entre manos el unico pasatiempo o trabajo universal que se puede desarrollar casi en mejores condiciones online que ahí afuera, en ese ominoso escenario que por ahora nos está prohibido a un gran número de personas ocupar.

Valoremos ese privilegio señalado. Estamos sacando el ingenio para empezar a funcionar con miles de torneos en las muchas páginas que tenemos a nuestra disposición, el material ajedrecístico desborda internet, tenemos asegurados momentos, si no de felicidad, sí al menos de sana evasión durante mucha parte de nuestra nueva rutina.

Nos alegra especialmente ver cómo nos hemos puesto en marcha en Castilla la Mancha, cómo la gente ha sacado ideas de la chistera y el gran movimiento que hay en la organización de campeonatos incluyendo, en ellos, a los más pequeños. Los monitores, en su totalidad, han redoblado los esfuerzos con las clases online y ha habido ideas geniales con competiciones de todos los colores.

Por nuestra parte nos hemos sumado con torneos internos y ahora con el lanzamiento para el 2 de mayo del IV Memorial Pedro Camacho, en formato de festival y con algunas novedades. Os esperamos a todos los castellano-manchegos practicantes (federados, amateurs, principiantes... TODOS) para volver a honrar la memoria de nuestro añorado Pedro produciendo partidas y jugando al ajedrez, que era lo que a él más le gustaba (amén de discutir sobre reglamento y sobre las excelencias de ciertas posiciones, porque él era ante todo un dogmático).

NO es el momento de llorar por el Regional por Equipos no celebrado, por los autonómicos y provinciales por edades no acabados, ni por tantos torneos que han tenido que suspenderse. Aprovechemos y agotemos nuestras capacidades en la gestión de las competiciones online. Luchemos contra los peligros que conlleva el nuevo escenario, aunando fuerzas para evitar el engaño y uso de programas y aleccionemos a los más jóvenes y a los padres con un código moral claro… porque no se entrevé en un futuro muy cercano en el que se puedan retomar los torneos presenciales, y es muy posible que haya que empezar a dilucidar títulos oficiales mediante las partidas vía internet.

Creo que es suficiente por ahora… vamos a seguir sumergiéndonos en cómo conjugar la perfecta geometría de las piezas y campo de juego ajedrecístico con el caos imprevisible de los caballos; porque es muy posible que, si llegamos a entender esto, las horas de Alpha Zero como mejor jugador del mundo estén contadas. Podremos con el monstruo de silicio por fin!.

Fdo: El Presidente Honorífico y Ministro de Deportes

D. Antonio Castellanos Bógalo

(as known as “Presi”)

 

 

ATRAS